• Catalán
  • Español
22260
post-template-default,single,single-post,postid-22260,single-format-standard,stockholm-core-1.1,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

¿Tiene sentido ver y leer tantas tonterías?

Aprovechando que hoy es «día de reflexión», me pregunto si tiene sentido ver y leer tantas tonterías en las páginas web de los diarios de información general. Si no fuera porque casi todos lo hacen así, cuando nos topamos con noticias del tipo: «Se dispara el número de matrimonios que no practican sexo en Japón» o «Brutal ataque de un hombre desnudo a una mujer en plena calle», uno puede pensarse que navega en la web de una revista de sucesos o en un canal de Youtube de «lo nunca visto», y no en un diario de prensa general.
Sin ir más lejos, ayer, en www.lavanguardia.com, www.elmundo.es o en www.elpais.com podía leerse lo siguiente:

Fuente: Captura de pantalla extraída de www.lavanguardia.com (19/12/2017)

Fuente: Captura de pantalla extraída de www.elmundo.es (19/12/2017)

Fuente: Captura de pantalla extraída de www.elpais.com (19/12/2017)

 

Es evidente que, en el siglo XXI, uno mira lo que quiere y nadie nos obliga a hacer click en ninguna parte, faltaría más, pero yo me pregunto: si hemos accedido a la página web de un diario de información general se supone que es para encontrar información de interés público y relevante, contenidos contrastados y de calidad, que expliquen qué está pasando, y no noticias que son, a menudo, de muy mal gusto, y que no sabemos de dónde salen, ni quién las escribe, ni si son realmente verdad.

Lógicamente, estos bloques de contenidos «pupurri» (con el título: «Contenido patrocinado», «Otras noticias» y / o «Recomendaciones») no responden a criterios periodísticos y sólo buscan atraer tráfico y más visitas, la famosa guerra del click; pero debemos permitir que las pseudonotícies convivan con las informaciones serias, propias de un diario de prensa general? Vuelvo a preuntarme: ¿Por qué tenemos que leer o ver tantas tonterías? Todo influye y el imaginario colectivo se nutre de la información que consumimos.

Como hemos dicho anteriormente, padecemos un sobreexceso informativo. Internet, si bien ha hecho más accesible la noticia, a veces, nos colapsa y (para mí) tiene bastante que ver que los grandes diarios, los grandes canales, den tanta visibilidad a las no-noticias y a noticias tontas, rumores e, incluso, mentiras.